Translate

lunes, 14 de agosto de 2017

EL CONTROL DE ESFÍNTERES

Para que un niño adquiera el control de esfínteres debe estar lo suficientemente maduro. Como edad de referencia, se considera que alrededor de los dos años y medio puede estar ya preparado para abandonar el pañal. 
A partir del año y medio, algunos niños se dan cuenta de que tienen el pañal sucio o del momento en el que se lo están haciendo. Por lo general, suelen controlar primero el esfínter anal y, posteriormente, se realiza el control de la vejiga. Suelen pasar unos meses desde que se consigue el control de esfínteres durante el día hasta que se consigue durante la noche. Hay que tener en cuenta que cualquier situación que produzca en el niño inquietud o tensión puede entorpecer este proceso.


REQUISITOS PARA PODER CONTROLAR ESFÍNTERES

* Una adecuada madurez física

* Una adecuada madurez psíquica

* Una predisposición por parte de la escuela y la familia para asumir todo lo que conlleva el proceso

* Que el niño se de cuenta de las sensaciones que produce el hacerse pipí o caca (esta mojado o sucio)


ETAPAS EN EL PROCESO DE CONTROL DE ESFÍNTERES

1. Primera etapa: El niño es capaz de decir que se ha hecho pipí o caca en los pañales

    Pautas a seguir


    - Felicitarle cada vez que diga que ha hecho pipí o caca

  - Cambiar el pañal, enseñárselo y mostrarle cómo se tira a la basura, incluso puede tirarlo él


2. Segunda etapa: El niño percibe en los momentos previos o durante el acto, pero es incapaz de retener
                               
    Pautas a seguir

    - No ir corriendo al baño a cambiarlo

    - Dejarlo solo y tranquilo durante un rato con el pañal sucio

    - Transcurrido este breve periodo de tiempo, cambiarle el pañal y animarle para que avise la
      próxima vez


3. Tercera etapa: Es capaz de retener y decir cuando se hace caca o pipí

     Pautas a seguir

     - Ir rápidamente al váter o al orinal y sentarlo

     - Despedir "alegremente" a la caca o al pipí

     - No dejar que utilice el orinal mientras ve la televisión

     - No darle importancia si alguna vez se le escapa la caca o el pipí

     - Elogiar cada vez que consiga hacer caca o pipí en el váter o en el orinal


LA MEJOR ESTRATEGIA

Para el control intestinal

+ Siéntale en el orinal dos veces al día. Una media hora después de desayunar y comer o cuando tu veas que suele hacerlo.

+ Explícale con palabras sencillas porqué debe hacerlo

+ Si no quiere sentarse en el orinal no le fuerces y si le cuesta estar sentado en él, enséñale fotos o leéle un cuento.

+ No le dejes sentado más de 5 ó 10 minutos si no hay resultados.

+ Si los hay, felicítale por haberlo logrado.


Para el control diurno de la orina

+ Quítale el pañal y siéntale en el orinal cada 2 horas o cuando él lo pida. No le vuelvas a poner el pañal hasta la siesta o la hora de dormir.

+ No le dejes sentado más de 10 minutos y felicítale por sus logros.

+ Cuando sea él quien pide tu ayuda o sea capaz de orinar repetidamente por sí mismo, ya tiene conseguido el aprendizaje.


La actitud de los padres


* Debéis estar relajados y no asumirlo como un reto difícil.

* Coordinaros con el profesor de vuestro hijo y adoptar pautas comunes de actuación.

* No lo comparéis con otros niños o hermanos. Tened paciencia y en ningún caso castigarle o ridiculizarles.

* Elogiar los progresos por pequeños que sean.

* Una vez que hayáis decidido quitar el pañal, no volver atrás, salvo casos excepcionales.

* Ponerles ropa cómoda que os facilite el proceso.

* Intenta que se controle por la noche cuando ya lo haya conseguido de día se se despierta más de una mañana seco.

* Los primeros días que duerma sin pañal, llevarlo al baño alrededor de la media noche.


Una vez que se ha conseguido el control de esfínteres es conveniente que iniciéis al niño en hábitos relacionados con el uso adecuado del WC:

_ Subir y bajar la tapa del WC antes y después de usarlo.

_ Cerrar la puerta del baño mientras se está utilizando el WC y después de usarlo.

_ Hacer pipí o caca sin mancharse.

_ Cortar el papel higiénico, no mancharse al utilizarlo y tirarlo al WC.

_ Tirar de la cadena cuando haya finalizado.

sábado, 12 de agosto de 2017

viernes, 11 de agosto de 2017

jueves, 10 de agosto de 2017

martes, 8 de agosto de 2017

IMPORTANCIA DEL DEPORTE

El deporte ayuda a los niños a desarrollarse física y mentalmente, a estar sanos y a relacionarse de una forma saludable con otros niños. Muchos son los beneficios para un niño que practique un deporte:


1- Ingresa en la sociedad

2- Le enseña a seguir reglas

3- Le ayuda a superar la timidez

4- Frena sus impulsos excesivos

5- Le hará más colaborador y menos individual

6- Le hará reconocer y respetar que existe alguien que sabe más que él

7- Produce un aumento generalizado del movimiento coordinado

8- Expansiona sus posibilidades motoras

9- Aumenta su crecimiento

10- Puede corregir posibles defectos físicos

11- Potencia la creación y regularización de hábitos

12- Estimula la higiene y la salud

13- Le enseña a tener responsabilidades




Estar en forma es estar sanos. Y esta es una regla general